Las miradas.

Algunas veces las miradas son de rencor, de egoismo, de felicidad, de tristeza etc. Yo elijo escribir lo que siento a través de una mirada de amor. Las miradas que sienten las personas enamoradas se pueden percibir por los ojos, todavía nunca experimente que a la persona que está enamorada le brillen los ojos, porque jamás noté ese brillo pero pude percibir la mirada más linda, esa mirada complice que uno a veces se pregunta si es cierta o si no lo es. Yo tuve una sola mirada que me llegó al corazón, no sé si la persona supo hacerme sentir que su mirada era para mí o quizás esa mirada la sentí yo porque pasé mis sentimientos a sus ojos, hoy por hoy no sé si es cierto, tendría que preguntarselo a él. Lo mejor que puedo rescatar de las miradas es que a pesar de ser ciertas o no, nos hacen sentir bien y eso es lo que cuenta. Yo sentí el seguimiento de una mirada y fue muy lindo.